Ruta de la Viñuela

Para los incansables a los que les gusta andar…

Mapa y localización de la ruta de la Viñuela

La ruta se encuentra en la mitad del tramo Horcajo-Retuerta, alrededor del kilómetro 17 saliendo desde Horcajo.

Datos prácticos

RecorridoDuraciónDificultadEntorno
Ruta semicircular de 13 km. Se transita por caminos acondicionados y cortafuegos.
Desnivel: 400 metros.
Ritmo tranquilo: 3 horas y 15 minutos
Ritmo rápido: 2 horas y 30 minutos
Sencilla, tal vez se hace un poco pesada la subida de vuelta; 190 m de desnivel acumulado; hay tramos pedregosos.La ruta transcurre por zonas de umbría y solana de bosque mediterráneo. Rebollar centenario y bosque de quejigos. Es posible ver buitres leonados, buitres negros y águilas imperiales. Los ciervos y jabalíes son menos frecuentes.

Recomendaciones para la ruta

  • Calzado cómodo: botas de campo o, en su defecto, deportivas. Hay zonas con barro en las que es posible escurrirte, sobre todo cuando haces la primera bajada.
  • Una botella de agua puede venir bien para la subida de vuelta.
  • No recomiendo hacer la ruta en verano salvo que sea muy temprano o no te importe el calor. Se puede hacer larga y muy calurosa. Si te aventuras, no te olvides de las gafas de sol, la gorra y crema de protección solar.
  • Es interesante llevar prismáticos para observar la fauna: ciervos, buitres, etc.

Descripción de la ruta

Una vez aparcado el coche en el parking, verás dos carteles: la Senda de los Alcornoques y la Senda de la Viñuela.

Sendero del valle de la Viñuela
Sendero del valle de la Viñuela

Tras dejar el parking, empezamos a descender por el camino que se adentra en el valle del arroyo de La Viñuela, al pie de la Sierra del Chorito. En este primer tramo encontramos brezales de Erica umbellata junto con jaguarzos (Halimium ocymoides), estos muy llamativos cuando florecen en primavera.

Jaguarzos (Halimium ocymoides)
Javier martin, CC BY-SA 3.0 https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0, via Wikimedia Commons

Erica umbellata
Luis Fernández García, CC BY-SA 4.0 https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0, via Wikimedia Commons

A medida que perdemos altitud, nos introducimos en la umbría del valle, y empezamos a ver a nuestra derecha una vegetación exuberante donde toma protagonismo un denso sotobosque de madroños, algunos llegan a tener porte arbóreo.

Las umbrías son laderas que están orientadas a espaldas del sol, es decir, en la zona de sombra orográfica (de donde viene el nombre de umbría, que quiere decir sombreada). Por tanto, son zonas más sombreadas y más húmedas. En estas áreas los bosques requieren un grado hídrico mayor que el encinar, por lo que se instalan, a baja altura, el quejigo y el alcornoque.

Umbría en la ruta de la viñuela
El bosque mediterráneo que apreciamos en la ruta de la Viñuela es de los mejores conservados del mundo. Zona de umbría.
Alcornoque rodeado de jara, brezo, madroño en la ruta de la Viñuela
Alcornoque rodeado de jara, brezo, madroño…

Estas especies aparecen acompañadas por el sotobosque en una etapa madura de matorral, compuesto por labiérnago, varias especies de brezo y jara, madroño y torvisco, testigos de una profunda degradación previa.

Jara?
Jara?
Torvisco en la Viñuela
jara madroño brezo y romero en la ruta de la viñuela
Madroño de dos metros con jara, brezo y romero en la ruta de la Viñuela.

Tras recorrer unos 3 kilómetros, 45 minutos aproximadamente, llegamos al robledal de la Viñuela. Se trata de un rebollar subtermófilo de fondo de valle. El rebollo (Quercus pyrenaica) tiende a reemplazar la encina en las áreas montañosas de la mitad sur de la Península. En Cabañeros, el rebollo o roble melojo busca los valles profundos con mayor humedad. Puede aparecer acompañado del junco churrero.

Rebollo en la Viñuela
Ejemplar de rebollo (Quercus pyrenaica)
Hojas caídas de Rebollo en la Viñuela
Hojas caídas de Rebollo en la Viñuela
Hojas de Rebollo en la Viñuela
Hojas de Rebollo

Dentro del rebollar, encontramos una de las turberas más características del parque, cerrada en 2005 para su protección, y que ha desarrollado zarzales y brezos de escoba (Erica scoparia).

Famoso Rebollo junta al puente en la ruta de la Viñuela
Famoso rebollo junta al puentecito en la ruta de la Viñuela
Por Mariano Gómez Tierno
Rebollo de la Viñuela
Rebollo de la Viñuela

El enclave de la ruta de la Viñuela nos ofrece dos sectores reconocibles: el occidental, dominado por Erica tetralix y Molina caerulea; y el oriental, en la que predomina esta última. Cuando llegamos al kilómetro 5, la senda continúa durante 2 km por un cortafuegos de somonte, donde se aprecian las matas juveniles, primera etapa que progresivamente se transformará en un matorral espeso y posteriormente en un nuevo bosque mediterráneo. Esta etapa se compone de plantas ralas aromáticaso arbustivas como el romero, el tomillo, la jara, el torvisco, el labiérnago y los brezos, que forman grandes espesuras.

romero y brezo en la viñuela
Romero y brezo en la Viñuela

Los brezos son arbustos con un porte de 1 a 4 m favorecidos por los ambientes húmedos y los suelos silíceos como las cuarcitas del Parque. En Cabañeros hay varias especies y la mejor forma de distinguirlos es por su flor. Gracias a su tupidez y su riqueza alimenticia, son los mejores descansaderos para los ciervos.

Brezos?

Seguimos avanzando por la senda dejando atrás arroyos como Los Canarios o Trinchapanetes y adentrándonos en parajes de larga tradición cinegética como Carrascalito o la Morra de Pedro Ruiz. Además, vemos como poco a poco la mejorana (Thymus mastichina) y la quirola (Erica umbellata) comienzan la colonización de los suelos, y también como en las zonas de solana vecinas destacan abundantes madroños con alcornoques, rodeados de jarales y brezales.

En el valle de La Viñuela no existen verdaderos bosques de alcornoques(Quercus suber), tan solo identificamos individuos aislados que ha utilizado el hombre para extraer la corcha. Tiende a localizarse en zonas de umbría por la humedad, aunque algunos ejemplares buscan el agua en las escorrentías al pie de las cumbres cuarcíticas.

Cuando llegamos al final del cortafuegos, torcemos a la derecha para entrar en la raña, una zona de matorral muy espesa en la que destacan especies como la jara pringosa (Cistus ladanifer) y el labiérnago (Phillyrea angustifolia). La raña es una llanura pedregosa formada por el desmantelamiento de las viejas sierras del Parque, hace 3 millones de años. Es interesante realizar esta ruta en primavera para ver la floración de las aulagas (Genista hirsuta) y de los cantuesos (Lavandula spp.).

Tras esta mancha empezamos a ver las copas de los abundantes quejigos (Quercus faginea subsp. broteroi), verdosas en primavera y marcescentes en otoño e invierno. El quejigo (Quercus faginea), a diferencia de la encina (Quercus ilex), tiene sus hojas menos puntiagudas y se caen al final del invierno. No requiere tanta agua como el rebollo (Quercus pyrenaica) y busca el recurso hídrico en los arroyos del valle de La Viñuela. Llega a formar bosquetes poco extensos, casi siempre acompañado de otros robles.

Quejigo con madroño en otoño en la Viñuela
Quejigo con madroño en otoño en la Viñuela
Hojas de quejigo en la Viñuela
Hojas de quejigo en la Viñuela

Después encontramos el cruce de la Hornera, un cruce de 4 caminos donde iniciamos la vuelta. Hacemos un giro a la derecha para ascender de nuevo el valle de la Viñuela. A 300 metros del cruce, tras dejar el quejigar, observamos una discontinuidad en el paisaje: a la derecha podemos ver madroños de gran porte y copas de sauces que nos advierten de la cercanía del trampal del Zauz, una de las más interesantes del parque, junto con la de los Canarios y la de la Viñuela, que nos permite conocer la vegetación característica de estos ambientes.

Su nombre procede de la presencia de un viejo sauce (Salix atrocinerea) conocido en la toponimia local como <<zauz>>. Esta turbera incluye tres núcleos higroturbosos de pequeño tamaño abrigados por una densa orla arbustiva de Erica scoparia y Rubus ulmifolius. Podemos apreciar la diferencia de vegetación con la de la Viñuela por la ausencia de una malla protectora contra los ungulados.

Por último, avanzamos otros 2.4 km, dejando los riscos de la Aliseda a la izquierda, hasta llegar de nuevo al robledal de la Viñuela. Tan solo nos quedaría la subida de 2.7 km inicial hasta el parking.

Plantas características de los trampales de la Viñuela y el Zauz

Trampal de la viñuela

  1. Agrostis castellana
  2. Aira caryophyllea
  3. Callitriche stagnalis
  4. Calluna vulgaris
  5. Cardamine hirsuta
  6. Carex binervis
  7. Carex echinata
  8. Cerastium glomeratum
  9. Cistus ladanifer
  10. Cistus salviifolius
  11. Cruciata glabra
  12. Cynosurus echinatus
  13. Erica australis
  14. Erica tetralix
  15. Erica scoparia
  16. Holcus lanatus
  17. Isolepis setacea
  18. Juncus acutiflorus
  19. Juncus bufonius
  20. Juncus bulbosus
  21. Juncos conglomeratus
  22. Juncus effusus
  23. Lathyrus linifolius
  24. Lotus pedunculatus
  25. Lythrum portula
  26. Molinia caerulea
  27. Poa trivialis
  28. Potamogeton polygonifolius
  29. Potentilla erecta
  30. Quercus faginea subsp. borteroi
  31. Ranunculus hederaceus
  32. Rubus ulmifolius
  33. Sibthorpia europaea
  34. Stellaria media
  35. Scutellaria minor
  36. Valerianella locusta subsp. locusta
  37. Vulpia muralis
  38. Wahlenbergia hederacea

Trampal del Zauz

  1. Agrostis castellana
  2. Agrostis pourretii
  3. Callitriche stagnalis
  4. Anagallis tennella
  5. Aphanes microcarpa
  6. Apium nodiflorum
  7. Callitriche stagnalis
  8. Carex binervis
  9. Carex elata
  10. Carex echinata
  11. Cerastium glomeratum
  12. Cistus ladanifer
  13. Cruciata glabra
  14. Cyperus longus
  15. Dactylorhiza elata
  16. Epilobium tetragonum
  17. Erica tetralix
  18. Erica scoparia
  19. Festuca rothmaleri
  20. Holcus lanatus
  21. Hypericum undulatum
  22. Isolepis setacea
  23. Juncus acutiflorus
  24. Juncus bufonius
  25. Juncus bulbosus
  26. Juncus effusus
  27. Lathyrus linifolius
  28. Lotus pedunculatus
  29. Lythrum portula
  30. Molinia caerulea
  31. Montia fontana
  32. Myosotis discolor
  33. Myosotis secunda
  34. Poa trivialis
  35. Potamogeton polygonifolius
  36. Potentilla erecta
  37. Ranunculus bulbosus
  38. Ranunculus hederaceus
  39. Rosmarinus officinalis
  40. Rubus ulmifolius
  41. Salix atrocinerea
  42. Scirpoides holoschoenus
  43. Sibthorpia europaea
  44. Stellaria alsine
  45. Scutellaria minor
  46. Vulpia muralis
  47. Wahlenbergia hederacea

Otras rutas en Cabañeros

Bibliografía:

  • Perea García-Calvo, R., Perea Ruiz-Tapiador, D., Giménez Velasco, G.F. (2015). Vegetación y flora del Parque Nacional de Cabañeros. Volumen I. El paisaje vegetal: ecología, conservación y rutas de interés geobotánico. Madrid, España: Editorial Solitario
  • Rodríguez Fernández, Roberto (Ed.). (2017). Parque Nacional de Cabañeros. Guía geológica. Madrid, España: Instituto Geológico y Minero de España.