Comunidades anfibias, higroturbosas y acu√°ticas

Comunidades anfibias

  • Se encuentran en zonas donde se originan encharcamientos estacionales, en invierno o en primavera, que contienen una composici√≥n distinta de especies en funci√≥n de la duraci√≥n del encharcamiento.
  • Estos lugares llanos, que se encuentran en los valles de ra√Īa y presentan cierta hidromorf√≠a, se les denomina <<navas>> o <<navajos>>, y suelen dar nombre a muchos pueblos y fincas de la zona.
  • Donde existen encharcamientos prolongados, hasta finales de primavera, dominan especies del g√©nero Ranunculus, en especial, Ranunculus peltatus, y otras especies hidr√≥filas e higr√≥filas como Mentha cervina (= Preslia cervina) Baldelia ranuncoloides, Littorella uniflora o Callitriche brutia.
  • Cuando el encharcamiento se prolonga menos, se originan comunidades compuestas por especies anuales y ge√≥fitas de escasa talla. Es el caso de la gram√≠nea Newoschischkinia pourretii (= Agrostis pourretii) o el poleo (Mentha pulegium). En las orillas de estas lagunillas pueden surgir especies de floraci√≥n vistosa como los junquillos (Narcissus junquilla) o las orqu√≠deas (Orchis laxiflora, Serapias lingua).

Comunidades higroturbosas

  • En las zonas higroturbosas, con un grado fuerte de acidez y anoxia, surgen especies herb√°ceas que conviven con las especies arbustivas especializadas en este medio y con las bri√≥fritas del g√©nero Sphagnum.
  • Algunas de ellas tienen un car√°cter relicto y singular, entre las que destaca las plantas carn√≠voras, por ejemplo: el atrapamoscas (Drosera rotundifolia) y la pingu√≠cula (Pinguicula lusitanica).
  • Existen otras herb√°ceas t√≠picas como Potencilla erecta, Anagallis tenella, Carex echinata y la mansiega (Molinia caerulea).
  • En la actualidad, la mayor√≠a de estas comunidades est√°n amenazadas por la fuerte presi√≥n herb√≠vora de los ungulados silvestres, en concreto, el ciervo y el jabal√≠, que encuentran estos lugares muy apetecibles al servir de ba√Īas y abrevadero en los meses calurosos.

Comunidades acuáticas: hidrófitas y helófitas

  • Hidr√≥fitas: son comunidades que cubren la superficie de las l√°minas de agua calmadas y permanentes. Algunas de ellas son muy llamativas, como las compuestas por nen√ļfares blancos y amarillos (Nymphaea alba y Nuphar lutea), visibles en los r√≠os Bullaque y Guadiana. En cambio, los regueros de aguas tranquilas y someras se muestran cubiertos por la hierba de agua (Potamogeton spp.), las lentejas del agua (Lemna minor y Lemna gibba), y, eventualmente, una especie invasora, cuyo origen es americano y se expande por los remansos colononizando las aguas m√°s templadas ‚Äďprincipalmente la cuenca del r√≠o Guadiana‚Äď, denominada: Azolla filiculoides.
  • Hel√≥fitas: estas comunidades se caracterizan por tener la ra√≠ces inmersas en lodos inundados con parte del tallo emergido del agua. Se sit√ļan all√≠ donde el agua permanece estancada, como en remansos de arroyos y r√≠os y en los bordes de los estanques. Las macr√≥fitas como el carrizo (Phragmites australis) y las eneas o espada√Īas ‚Äďespecies del g√©nero Typha‚Äď dominan estas comunidades, y suelen formar conjuntos monoespec√≠ficos alternantes dependiendo de su ecolog√≠a: en el caso del carrizo, este tolera mejor la falta de humedad en el suelo. Otras especies que conviven en estos ambientes son el lirio amarillo (Limniris pseudacorus (=iris pseudacorus) y el junco de laguna (Schoenoplectus lacustris subsp. (=Scirpus lacustris).
  • Comunidades ligadas a cursos fluviales o riparias: con escasa presencia, estas comunidades se sit√ļan en superficies con una alta fitodiversidad. Entre estas, destacan los lechos pedregosos, comunidades formadas por grandes c√°rices amacollados que se establecen en r√≠os y arroyos de las sierras del sector central y occidental de los Montes de Toledo, tambi√©n en Caba√Īeros. Se muestran en cursos de aguas limpias permanentes o semipermanentes y la especie dominante es Carex elata subsp. reuteriana (=Carex broteriana), que aparece con otras Carex, algunas cyper√°ceas de otros g√©neros (Cyperus longus), junc√°ceas, por ejemplo, Luzula forsteri; o rubi√°ceas, como la Galium broterianum, citada en los abedulares. En Caba√Īeros, se pueden ubicar en el r√≠o Estena, en arroyos como La Calanchera y en las cercan√≠as de la ruta de El Chorro-Rocigalgo.

Galería de fotos de comunidades anfibias, higroturbosas y acuáticas

Comunidad acu√°tica chorrera1
En la Chorrera (parece del género Lemna, pero no estoy seguro)

Comunidades de herb√°ceas

Bibliografía:

  • Vicente Garc√≠a Canseco (Coor.) (1997). Parque Nacional de Caba√Īeros. Madrid, Espa√Īa: Ecoh√°bitat.
  • Perea Garc√≠a-Calvo, R., Perea Ruiz-Tapiador, D., Gim√©nez Velasco, G.F. (2015). Vegetaci√≥n y flora del Parque Nacional de Caba√Īeros. Volumen I. El paisaje vegetal: ecolog√≠a, conservaci√≥n y rutas de inter√©s geobot√°nico. Madrid, Espa√Īa: Editorial Solitario